BLANK

Divorce Utah

Call us at (801) 466-9277

About Us

[us_single_image image=”10237″ size=”full” align=”center”]

Eric K. Johnson, Attorney

Leer en Español

[us_separator type=”default” size=”small”]

What Eric is expected to tell you:

Law School: J. Reuben Clark Law School, class of 1996

Years in practice: 17

Areas of specialization: The Rules of Professional Conduct bar us from calling ourselves “specialists” or “experts”. So what is my practice focus? Divorce and family law. That’s all.

Publications: Author of West’s Utah Practice Series, Volume 2, Utah Family Law

What you really want to know:

Are you honest and trustworthy?: Yes, but if you find it hard to trust a divorce lawyer, you are wise. Consequently, we’re happy to give you references from our actual clients. Just give us a call or send us an e-mail and we’ll be happy to oblige.

Do you care about your clients?: Yes, and if you want proof, I will gladly give you a list of references of former clients you can speak with.

Do you know divorce and family law?: Yes, and in my opinion I am one of the most knowledgeable, skilled, feared, resourceful, tenacious, and preeminent divorce attorneys in the State of Utah.

Find out more for yourself by meeting with me over lunch or coffee at your convenience and schedule your Lunch with a Lawyer now.

Do you have children?: Yes. Four of them; two boys, two girls.

Are you a dead-eyed sociopath?:  No. So why do I nevertheless practice divorce and family law, you may ask?  Because I like the subject and the work. And I like earning a living helping people who are getting the shaft. I practice only divorce and family law because I don’t want a client ever to worry that his or her case will play second fiddle to other things.

Are you well-liked by opposing divorce attorneys?: No, not many. Because I look out for the client, not my fellow lawyers. Funny how that works, eh?

Are you board-certified in family law?: Good question, but Utah does not have certification boards, so no attorney is board certified in Utah. I did, however, write the book on Utah Family Law, literally. Click here and I’ll show you.

Do you put the needs of children first?: Not unless I represent the children. I put the interests of my client first. Now before you get upset by that statement, please understand this: I have 4 children of my own. I love them dearly and want what’s best for them. But you don’t hire your lawyer to look out for the interests of others. If you retain me, I work for you. If you want what’s best for your kids, then that is what I want too. If your interests are aligned with those of your children, that’s ideal. If you don’t want what’s best for your kids, I probably don’t want to be your lawyer anyway (unless your kids are truly horrible).

Are your rates affordable?: If by “affordable” you mean “Eric works cheap,” then no. I cannot do this job very well without being paid very well to do it. You can easily find dozens (hundreds actually) of attorneys who charge less than I do. So if paying as little as possible for an attorney is your goal (as opposed to getting the best representation and results for your needs), I can provide you with many, many references. Really, I’ll be happy to provide them (just don’t confuse the references with recommendations). Am I a good value? Absolutely. And we offer some great options to make our services easier to pay. Read on to find out.

How do you bill? Click here for a full explanation.

How many other areas of practice do you dabble in besides divorce and family law?: None.

Are you a good negotiator?: Without question, but once again, if you want references from satisfied clients, they’re yours for the asking.

Are you a problem solver? Do you work well with people? Are you adept at compromise?: If you thought your case could be solved by agreement and compromise, you wouldn’t be here now. But these are good questions. I work with people to get what my clients want (assuming what they want is legal). I am not adept at compromise. Compromise is for people who don’t know what they want and what they can expect. Who wants an attorney who’s a good compromiser? You don’t need a good lawyer to compromise. You don’t even need a bad lawyer to compromise.

Will you do anything if I pay you enough?: No. If my values aren’t aligned with yours, we’re both better off with someone else.

Are you comfortable in court?: More so than almost any other attorney I know.

Are you familiar with the family law commissioners and judges in your jurisdiction?: Yes.

Do you have a good communication style?: The answer to this question is best assessed by meeting or speaking with me in person. Click the link below to schedule an appointment, please.

Are you hard to reach?: ABSOLUTELY NOT! Let me tell you, I know that attorneys have a well-deserved reputation for blowing off their clients. It’s disgusting. Disgusting. You know the type: they never take calls (and instead have their secretaries run interference for them all day telling lies for 8 straight hours a day like, “He’s in a meeting.”) They never return calls, or e-mails, or text messages. That’s not me, but don’t just take my word for it. Here’s my real, direct-dial cell phone number: 801-450-0183. Here is my office phone number (if you can’t reach me on my cell phone): 801-466-9277. Here’s my real, direct-contact e-mail address: eric@divorceutah.com.

Do you keep clients informed of what’s going on in their cases?: Like no other attorney in Utah I know. Every single document that we prepare and receive in your case is scanned and e-mailed to you. You are copied on every e-mail with opposing counsel regarding your case. You are sent e-mail reminders of all court and mediation dates. We never refuse to take a call (sometimes we can’t answer because we’re in a meeting or court, but we return your calls, texts, and e-mails within hours).

Are you well-prepared and familiar with the particulars of my case?: Yes. See, I actually like being a divorce and family law attorney. At my office we don’t see working on your case as drudgery to be avoided and/or rushed through as fast as we can.

Are you aggressive?: I hate this question, frankly. To me “aggressive attorney” is synonymous with a boorish jerk, So am I a boorish jerk? No. But does that mean I take crap? No way. The only people who really want an “aggressive” attorney are jerks (or worse) themselves. By all means seek out a tenacious attorney, an attorney who won’t back down in a fight, an attorney who isn’t afraid to stand up for you, an attorney who doesn’t put the good ‘ole boy club ahead of you, but don’t look for an aggressive jerk attorney.

Are you willing to answer questions?: Yes. This is essential in order to have a good attorney-client relationship.

Will you talk down to me?: To be honest, sometimes, a little bit, yes. It’s not intentional and not malicious. It’s hard not to use legal jargon when you’ve been a lawyer for so many years, but I always want to ensure your questions are answered fully and I want to ensure you understand me.  This is why I don’t charge extra for clients calling or meeting with me.  You didn’t mis-read that last sentence.

Are you just going to treat my case like any other and take a cookie-cutter approach?: It’s my business to cut through the crap, to provide you with relief, to solve your problems, to stop you getting pushed around. I treat your case the way I would treat it if I were the one going through the divorce. That means, among other things, that I want you to get the help you need as quickly and inexpensively as possible. I’m not a legal prostitute; I won’t exploit your spouse or the legal system, but I will do everything in my power to work within the system (and it’s a lousy system) to see that your divorce goals are met.

Eric K. Johnson, Attorney

[us_separator type=”default” size=”small”]

Lo que se espera de Eric que le diga:

Escuela de Derecho: J. Reuben Clark Law School, class of 1996

Años en práctica: 17

Áreas de especialización: Las Reglas de Conducta Profesional nos prohíben llamarnos “especialistas” o “expertos”. Así que, ¿Cuál es mi enfoque en mi práctica de derecho? Divorcio y derecho de familia. Eso es todo.

Publicaciones: Autor de la Serie de Práctica de Westlaw Utah, Volumen 2, “Derecho de Familia de Utah”

Lo que realmente quiere saber:

¿Eres honesto y confiable?: Sí, pero si le resulta difícil confiar en un abogado de divorcio, es una persona sabia. Por lo tanto, estaríamos encantados de darle referencias de nuestros clientes. Sólo llámenos o envíenos un correo electrónico y estaremos encantados de complacerlo.

¿Te importan tus clientes?: Sí, y si quiere un comprobante de esto, con mucho gusto le daré una lista de referencias de mis antiguos clientes con los quienes usted puede hablar.

¿Conoces el divorcio y el derecho de familia?: Sí, y en mi opinión soy uno de los abogados de divorcio más eruditos, hábiles, temidos, ingeniosos, tenaces, y preeminentes en el Estado de Utah.

Averigüe más por sí mismo al juntarse conmigo para un almuerzo o un café a su conveniencia, y fije su fecha para un “Almuerzo con un Abogado ahora.

¿Tienes hijos e hijas?: Sí. Cuatro de ellos; dos niños y dos niñas.

¿Eres un Sociópata de “ojos muertos” ?: No. Entonces, ¿por qué, sin embargo, practico el derecho de familia y divorcio, usted quizá se esté cuestionando? Porque me gusta el tema y el trabajo involucrado en ello. Y me gusta ganarme la vida ayudando a aquellos de quienes otros se aprovechan. Practico únicamente el derecho de familia y divorcio porque nunca quisiera que un cliente se preocupase de que su caso va a pasar a segundo plano.

¿Les caes bien a tus abogados opositores?: No, no a muchos. Quizás es porque yo me preocupo del bien estar de mis clientes, no de mis compañeros abogados. Es curioso cómo funciona, ¿EH?

¿Estás certificado por alguna Junta de Derecho de Familia?: Buena pregunta, pero Utah no tiene ningún tipo de “Junta de Certificación” para este asunto. Es decir, no existe ningún abogado que este certificado por una Junta de Derecho de Familia en Utah, ya que tal Junta no existe. Sin embargo, literalmente escribí el libro sobre el Derecho de Familia de Utah. Haga clic aquí y se lo mostraré.

¿Pones las necesidades de los niños primero?: No a menos que represente a los niños. Pongo los intereses de mi cliente primero. Sin embargo, antes de que usted se enoje por esa declaración, por favor entienda esto: tengo 4 hijos propios. Amo a mis hijos profundamente y quiero lo mejor para ellos. Pero usted no va a contratar a un abogado para cuidar los intereses de los demás. Si usted me retiene, trabajo para usted. Si usted quiere lo mejor para sus hijos, entonces eso es lo que yo también quiero. Si sus intereses están alineados con los de sus hijos, eso es ideal. Si usted no quiere lo mejor para sus hijos, entonces probablemente no quiero ser su abogado de todos modos (al no ser que sus hijos sean realmente horribles).

¿Tus tarifas son asequible?: Si por “asequible” quiere decir “Eric trabaja barato”, entonces no. No puedo hacer un muy buen trabajo sin que me paguen muy bien por hacerlo. Usted puede fácilmente encontrar docenas (cientos, en realidad) de abogados que cobran menos que yo. Por lo tanto, si es que su objetivo es pagar lo menos posible para un abogado (en lugar de obtener la mejor representación y los mejores resultados para sus necesidades), puedo proporcionarle con muchas, muchas referencias. En serio, estaría encantado de proporcionarle estas referencias (solamente no confunda estas “referencias” como “recomendaciones”). ¿Proveo un buen valor, es decir, una buena relación entre el costo de mis servicios y la calidad de mis servicios? Absolutamente. Y ofrecemos algunas excelentes opciones para que nuestros servicios sean más fáciles de pagar. Siga leyendo para averiguar más.

¿Cómo facturas?: Haga clic aquí para obtener una explicación completa.

¿En cuántas otras áreas de práctica de derecho te involucras además del divorcio y el derecho de familia?: En ninguna.

¿Eres un buen negociador?: Sin duda, pero una vez más, si usted quiere referencias de clientes satisfechos, son suyas al pedirlas.

¿Eres un solucionador de problemas? ¿Trabajas bien con la gente? ¿Eres adepto para conformarte?: Si usted pensara que tu caso podría ser resuelto a través de acuerdos y al conformarse, no estaría aquí ahora. Pero estas son buenas preguntas. Trabajo con la gente para conseguir lo que mis clientes quieren (suponiendo que lo que mis clientes quieren sea algo legal). No soy adepto para conformarme. El acto de “conformarse” es para las personas que no saben lo que quieren ni lo que pueden anticipar. ¿Quién va a querer un abogado que esté dispuesto a conformarse? Usted no necesita a un buen abogado para conformarse. Ni siquiera necesita a un mal abogado para conformarse.

¿Harías lo que sea si es que te pago lo suficiente?: No. Si mis valores no están alineados con los suyos, sería mejor que trabajemos con otras personas.

¿Te sientes cómodo en la corte?: Más que casi cualquier otro abogado que conozco.

¿Conoces bien a los Comisarios y Jueces de derecho de familia dentro de tu jurisdicción?: Sí.

¿Tienes un buen estilo de comunicación?: La respuesta a esta pregunta se evalúa mejor al reunirse conmigo o al hablar conmigo en persona. Haga clic en el enlace de abajo para programar una cita conmigo, por favor.

¿Eres difícil de alcanzar?: ¡ABSOLUTAMENTE NO! Déjeme decirle, sé que los abogados tienen una reputación bien merecida de desconocer a sus clientes. Es repugnante. Asqueroso. Usted conoce al tipo de abogados de quienes yo me refiero: nunca toman llamadas (y envés de tomar llamadas mandan a sus secretarias a que mientan para ellos todo el día, durante 8 horas seguidas, diciendo cosas como, “él está en una reunión.”) Nunca devuelven llamadas, correos electrónicos, ni mensajes de texto. Yo no soy de ese tipo de abogados; pero no lo tome por hecho solo porque yo se lo digo. Aquí está mi verdadero número de teléfono celular, de línea directa: 801-450-0183. Aquí está mi número telefónico de oficina (si es que no puede comunicarse conmigo mediante mi teléfono celular): 801-466-9277. Aquí está mi dirección real de correo electrónico, por medio del cual usted puede contactarse conmigo directamente: eric@divorceutah.com.

¿Mantienes a los clientes informados sobre lo que está sucediendo en sus casos?: Si, como ningún otro abogado en Utah. Cada uno de los documentos que preparamos y recibimos en su caso se escanean y se le envían por correo electrónico. Usted recibirá una copia de cada correo electrónico entre nosotros y el abogado opositor con respecto a su caso. Se le enviarán recordatorios por correo electrónico de todas las fechas de corte y mediación. Nunca nos negamos a tomar una llamada (a veces no podemos responder porque estamos en una reunión o en la corte, pero le devolveremos sus llamadas, mensajes de texto, y correos electrónicos dentro de algunas de horas).

¿Estás bien preparado y familiarizado con los detalles de mi caso?: Sí. Ve, a mi realmente me gusta ser un abogado de divorcio y derecho de familia. En mi oficina, no vemos el hecho de trabajar en su caso como una fastidia la cual hay que evitar y/o a través de la cual hay que apresurarse por terminar lo más rápido posible.

¿Eres agresivo?: Odio esta pregunta, francamente. Para mí, un “abogado agresivo” es sinónimo de un idiota grosero; entonces, ¿soy un idiota grosero? No. Pero ¿eso significa que permito que me tiren basura? Por ningún motivo. Las únicas personas que realmente quieren un abogado “agresivo” son idiotas (o peor que idiotas) ellas mismas. De todas maneras, busque a un abogado tenaz, a un abogado que no se va a retroceder en una pelea, un abogado que no tenga miedo de defenderle, un abogado que sea dedicado y trabajador, pero no busque a un abogado que sea un idiota agresivo.

¿Estás dispuesto a contestar mis preguntas?: Sí. Esto es esencial para tener una buena relación de abogado-cliente.

¿Me hablaras de una manera condescendiente?: Para ser honesto, a veces, un poco, sí. No es intencional ni malicioso. Es difícil no usar jerga legal cuando has sido abogado durante tantos años, pero siempre quiero asegurarme de que sus preguntas sean contestadas completamente y quiero asegurarme de que me entienda.  Esta es la razón porque no cobro extra cuando mis clientes me llaman o cuando se reúnen conmigo. No leyó mal la última frase.

¿Vas a tratar mi caso como a cualquier otro, es decir, utilizas un “molde” estándar con todos los casos que tomas?: Mi negocio es deshacerme de la basura, encontrar la verdad, proporcionarle con alivio, resolver sus problemas, y ponerle un alto a quienes abusan o aprovechan de usted. Trato a su caso de la misma manera en que lo trataría si es que yo fuera el que se estuviese divorciando. Eso significa, entre otras cosas, que quiero que obtenga la ayuda que necesita de la forma más rápida y económica posible. No soy una prostituta legal; no voy a explotar a su cónyuge ni al sistema legal, pero haré todo lo que esté a mi alcance para trabajar dentro del sistema (y es un sistema pésimo) para asegurarme de que sus metas de divorcio se cumplan.

[us_single_image image=”11205″]

Brian Godfrey, Legal Assistant

Leer en Español

[us_separator type=”default” size=”small”]

By the time I started working as a legal assistant, I’d already been divorced, and frankly, it’s unfortunate I didn’t know Eric when I needed a good attorney most. I’ve been through the divorce meat-grinder. Before I became a legal assistant, I knew what it was like to hire multiple attorneys, to have a public defender appointed to, supposedly, defend me against false DV charges, and what it’s like to have to try to go it alone representing myself as a pro se litigant.

So I know how badly you just want to get back to your life without going bankrupt in the process. After years of attending the school of hard knocks, I passed some tests, failed others, won some battles, lost others. I’ve come to understand the system from the outside and on the inside.

I’m now re-married and a father of 5, 3 kids of my own, and 2 stepchildren. I’m still standing. I have gotten my life back. I stay in this line of work because I want to make a difference in family law (for the better) and I take great comfort and satisfaction in knowing that I didn’t go through it all in vain if my experience helps you understand the process and avoid the pitfalls. No one will have the same experience I did, if there’s anything I have to say about it.

I complement Eric’s legal training because I’ve been in the trenches myself and I know exactly what you’re going through.

I also love motorcycles and Pontiac Fieros.

You can reach me at: 801-466-9277

e-mail: brian@divorceutah.com

Brian Godfrey, Legal Assistant

[us_separator type=”default” size=”small”]

Cuando comencé a trabajar como asistente legal, ya me había divorciado y, francamente, es desafortunado no haber conocido a Eric cuando más necesitaba un buen abogado. He pasado por la picadora de carne de divorcio. Antes de convertirme en asistente legal, sabía lo que era contratar a varios abogados, tener un defensor público designado para, supuestamente, defenderme contra los cargos falsos de DV, y lo que es tener que tratar de hacerlo solo representándome a mí mismo como un litigante pro se.

Así que sé cuánto quieres volver a tu vida sin quebrar en el proceso. Después de años de asistir a la escuela de golpes duros, pasé algunas pruebas, reprobé otras, gané algunas batallas, perdí otras. He llegado a comprender el sistema desde afuera y desde adentro.

Ahora estoy casado y soy padre de 5, 3 hijos propios y 2 hijastros. Aún estoy en pie. He recuperado mi vida. Me quedo en esta línea de trabajo porque quiero marcar la diferencia en el derecho de familia (para mejor) y me consuela y me satisface saber que no lo hice en vano si mi experiencia lo ayuda a comprender el proceso. y evitar los escollos. Nadie tendrá la misma experiencia que yo, si hay algo que tenga que decir al respecto.

Complemento el entrenamiento legal de Eric porque yo también he estado en las trincheras y sé exactamente por lo que estás pasando.

También amo las motocicletas y Pontiac Fieros.

Puede contactarme al: 801-466-9277

correo electrónico: brian@divorceutah.com

Click to listen highlighted text!